Connect with us

Entertainment

Los libros más largos del mundo

Published

on

Los seres humanos tenemos cierta fascinación por los récords mundiales. Nuestro morbo nos lleva a querer saber sobre la persona más obesa del mundo, el atleta más rápido, el niño más fuerte, etcétera. Por otro lado, la literatura ha sido parte de la cultura global por cientos de años y nos ha ayudado a mantenernos informados sobre temas de interés, así como a hacer crecer nuestra perspectiva al encontrarnos historias que no podrían suceder en nuestra realidad. En este artículo decidimos fusionar ambos temas para presentarte una lista con algunos de los libros más largos que se han escrito en la historia. Los libros más largos del mundo

1. El Hombre sin Atributos – Robert Musil (1943)

Publicada originalmente en alemán, esta obra permanece en una gran controversia por el hecho de que nunca fue terminada. Por esta razón existen una infinidad de versiones, pero la más reciente cuenta con 1 568 páginas, presentada en dos volúmenes. En la obra, Musil nos guía por la historia sobre Ulrich y su regreso a Viena, sufriendo de una crisis existencial que lo mete en problemas e impredecibles amoríos, cosa que desespera a los demás personajes, pero crea una intensa curiosidad en el lector. Los libros más largos del mundo

2. Ponniyin Selvan – Kalki Krishnamurthy (1950)

Esta es una colección de cinco volúmenes, adjuntando 2 400 páginas en total que relata la historia de Arulmozhivarman, coronado Rajaraja Chola I, y la dinastía Chola en India. Aunque no sea una historia ficticia, se considera uno de los mejores libros escritos en el idioma en el que se publicó, tamil, y también el mejor libro sobre la historia de esta dinastía en particular.  Los libros más largos del mundo

3. Kelidar – Mahmoud Doculatabadi (1984)

También dividida en cinco volúmenes (aunque normalmente presentada en diez libros), esta historia es de origen persa y pudiera considerarse una de las novelas más famosas en esta cultura. Son 2 836 paginas que transportan a su audiencia a formar parte de la vida de Maral y su forcejeo con la pobreza, la encarcelación de su padre y de su prometido, la política en Irán después de la Segunda Guerra Mundial, y su familia dividida. Los libros más largos del mundo

4. En Busca del Tiempo Perdido – Marcel Proust (1913)

Una obra muy reconocida y merecedora de toda la atención que ha recibido década tras década, relata la historia del propio Marcel en forma de metáforas e incluyendo personajes elaborados para contribuir a la narración que termina por revelar el significado del título. Aunque al principio no se planeaba que fuera una novela larga, al ser terminada por completo, contó con un total de 4 211 páginas y se estima que tiene unos 9 609 000 caracteres. Una lectura ligera para la playa, eso es seguro. Los libros más largos del mundo

5. Mi Lucha – Karl Ove Knausgard (2009-2011)

Una autobiografía de 3 600 páginas de origen noruego, es la narración de este talentoso autor que recibió excelente crítica a pesar de la magnitud de su obra. El tema consistente y el propósito principal es generar un pensamiento tangible en el lector sobre la presencia constante del narcicismo, egoísmo, y presión social en nuestro mundo. Todo esto mientras lo relaciona a su propia vida y experiencias. Los libros más largos del mundo  Los libros más largos del mundo  Los libros más largos del mundo

6. Artamène or the Grand Cyrus – Madeleine de Scuderg (1649-1653)

Esta obra y sus 8 000 páginas, son una bella representación de la cultura francesa. Irónicamente, no se habían discutido mucho las obras de Madeleine ya que, en sus tiempos, fue dada por lunática y con ideales incongruentes. Hace menos de una década, comenzó a mostrarse la filosofía detrás de su trabajo por el gran movimiento feminista, que dio un giro drástico al apoyar a mujeres que han sido reprimidas y cuyos talentos no fueron reconocidos. Los libros más largos del mundo

No me puedo imaginar leer esta lista de libros en una vida, pero queda claro que la literatura no nos falla en contenido. Siempre vamos a encontrar algún tipo de género que nos llame la atención y al cual nos podamos relacionar a un nivel más profundo. Una de las mejores cosas sobre el hábito de la lectura es la infinidad de preguntas que uno se hace a consecuencia de una línea que logra pellizcar nuestro corazón. Los libros más largos del mundo

Aunque no te interese leer alguna de estas novelas cuéntanos, ¿cuál es tu libro favorito?

Laura Zepeda para Watch and Think

(Visited 614 times, 3 visits today)

Comentarios

comentarios

Cine

¿Cómo convertirte en director de cine?

Published

on

Estamos en una época en donde cualquiera puede convertirse en lo que quiera, ya que contamos con una gran fuente de información llamada Internet.

Preparar platillos al nivel de un Chef, tutoriales de maquillaje y belleza, cómo resolver ecuaciones complejas, fotógrafos autodidactas e infinidad de conocimientos y habilidades que puedes obtener si simplemente te lo propones.

Por eso te vamos a dar unos buenos tips para convertirte en un director de cine. En una de esas estamos frente al nuevo Scorsese o Tarantino. ¿Cómo ser un director de cine?

Trabajar en la industria del cine es, probablemente, uno de los trabajos más soñados y si te pones las pilas puedes lograrlo.

1. Tienes que conocer de cine

Para ser un director de cine tienes que pensar como uno, o sea, trata de ver tantas películas como puedas, pero ahora analízalas a detalle e intenta descifrar lo que el director quería expresar en su filme. A final de cuentas, el cine es arte y como todo el arte, el artista siempre expresa algo. Tienes que empaparte de las mentes más creativas.

2. Cuenta historias

El cine siempre parte de una historia.

Digamos que ésta es parte de la pre-producción. Podrías empezar con una pequeña historia que salga de tu mente o colaborar con la historia de alguien más y hacer un cortometraje. ¿Cómo ser un director de cine?

Escribe el guion, define los personajes, locaciones, vestuarios, todos los detalles que le van a dar vida a tu historia.

3. Produce

Hacer tu propio cortometraje te ayudará a conocer aspectos técnicos de la dirección y de la producción. En la actualidad, hay cámaras económicas que te dan una calidad bastante aceptable en imagen, aunque es muy probable que el audio lo tengas que grabar por separado con una grabadora o hasta con un celular y sincronizar en post-producción o  simplemente montarle un buen micrófono a la cámara. No importa cómo, el chiste es darle solución e intentar hacer lo más posible con lo poco que tienes. Hay grandes cortometrajes de muy bajo presupuesto.  ¿Cómo ser un director de cine?

4. Aprende a editar

Ya tienes todo el material que produjiste, pero aún hay un gran trabajo por delante.

La etapa de post-producción es donde unirás cada pedacito de escena, cortarás todas las partes inservibles, le darás personalidad con alguna corrección de color, musicalizarás, etc.

Los softwares de edición más comunes son el Adobe Premiere, Sony Vegas y Final Cut, cada uno tiene sus ventajas y no son tan complicados de usar.

Te recomendamos que busques unos buenos tutoriales y te pongas a practicar antes, para que no arruines tu corto. ¿Cómo ser un director de cine?

5. Busca alguna escuela de cinematografía

Es bueno ser autónomo, pero nunca está de más, obtener conocimiento de los profesionales, tendrás proyectos constantemente y poco a poco agarrarás callo, además que tendrás a la mano equipo profesional, lo que dará mejor resultado a tus producciones.

6. Entra a algún proyecto más grande

Participar en proyectos de alguien más no te hace menos, al contrario, puedes aprender muchas cosas nuevas, obtener buenos contactos y poco a poco irte abriendo al mercado.  ¿Cómo ser un director de cine?

7. Elabora un carrete

El carrete es un tipo de currículum o ejemplo de los trabajos que has hecho y sirve para mostrar lo bueno que eres cuando quieres entrar a un proyecto que busca director.

Tu carrete debe incluir información sobre tu educación, experiencia y películas. Esto es lo que necesitará:

  • Información sobre tu experiencia educativa
  • Un currículum acompañante que muestra tu experiencia hasta la fecha
  • Tu información de contacto
  • Clips que también muestren tus habilidades en edición, escritura, animación y cinematografía
  • Una lista de festivales de cine en los que hayas participado y premios ganados
  • Experiencias diversas: videos musicales, comerciales, cortos animados, programas de televisión, etc.
  • Imágenes fijas y guiones que muestren su proceso ¿Cómo ser un director de cine?

Éstos son algunos tips que podrían ayudarte a entrar al mundo del cine, aunque este proceso nunca acaba, siempre hay que estar en auto-actualización y seguir buscando o generando nuevas oportunidades.

¿Qué opinas? ¿Estás dispuesto a emprender este largo camino?

Carlos Trujillo para Watch&Think

(Visited 228 times, 2 visits today)

Comentarios

comentarios

Continuar leyendo

Arte

Arte sinestesia

Published

on

Cuando escuchamos nuestra canción favorita pensamos en algún recuerdo significativo o en el video musical, pero existen personas que literalmente piensan en un color específico para cada nota.

La sinestesia es el don que mezcla los sentidos, varias celebridades como Kanye West, Marilyn Monroe o Jimi Hendrix han tenido sinestesia la cual les ha ayudado a desempeñarse de manera distinta en sus creaciones o interpretaciones. Las personas sinestésicas pueden ver sonidos, saborear u oler colores y tocar emociones. Arte sinestesia

Lo impactante de la sinestesia es que realmente ven y sienten con más de un sentido. Este don es similar a lo que te hace sentir algunas sustancias psicodélicas como el LSD, la  mezcalina o los hongos psilocibios. Solo del 2% al 4% de la población tiene sinestesia.

Una artista que está destacando es Melissa McCracken, esta chica tiene 26 años de edad, es originaria de Kansas City, Missouri y se especializa en acuarela y acrílico. Tiene chromestesia por lo que hace una conexión entre el sonido y el color.

Melissa McCracken decidió usar su don para poder crear arte y hacer cuadros de los colores que ve cuando escucha  canciones.

“Yo pensaba que mi sinestesia era normal y que preguntar a alguien por ello sería como preguntarle si notaban el olor a café en una cafetería. A los 16 años descubrí que no lo era, cuando estaba intentando elegir un tono de llamada para mi teléfono. Mi teléfono era azul y le dije a un amigo que iba a elegir una canción “naranja” para que hiciera juego, porque eran colores complementarios. Parecía muy confundido y pensé que le pasaba algo. Finalmente, en una clase de psicología en el instituto, todo encajó. Me sorprendí mucho, porque nunca había pensado que fuera algo inusual.”

Su arte inicio cuando comenzó a  recodar esas canciones que le traían a la mente buenos momentos, entonces las empezó a asociar de manera abstracta.  Arte sinestesia

A la gente le empezaron a llamar la atención sus pinturas y su  perspectiva diferente, entonces decidió usar su sinestesia como tema principal para pintar. Dice que cada género musical tiene colores distintos y que el más colorido es, definitivamente,  el Funk.

 “Las guitarras normalmente son doradas y angulosas, y el piano es más marmóreo y entrecortado debido a los acordes. Pocas veces pinto música acústica porque a menudo suele ser una sola persona tocando la guitarra y cantando, nunca pinto canciones country porque son de un aburrido color marrón apagado. La clave y el tono también tienen efecto, así que trato de pintar la sensación general de la canción.”

Melissa no solo hace arte con la música, también con los sonidos, “para el cumpleaños de mi madre pinté el sonido de sus pasos. Recuerdo que cuando era niña escuchaba sus tacones al llegar a casa y para mí era un sonido púrpura”

Si quieres disfrutar más de sus pinturas, puedes comenzar a escuchar estas canciones mientras te deleitas con los colores y texturas.

Pink Floyd – Time

The smashing pumpkins – Tonigh, tonight

David Bowie – Life on Mars

John Lennon – Imagine

Radiohead – All I need

Ana Gutiérrez para Watch&Think

(Visited 194 times, 2 visits today)

Comentarios

comentarios

Continuar leyendo

Cine

Las películas más eróticas de Netflix

Published

on

Netflix es la plataforma que más usuarios utilizan para ver películas y series, estando muy de moda sus producciones originales. En su amplio catálogo podemos encontrar contenido erótico que a veces nos da pena preguntar a un amigo si ha visto algo de esta índole, por eso te compartimos seis de sus títulos más picantes.

Shame (2011)

Narra la historia de un hombre adicto al sexo, obsesionando con el porno, ligues y encuentros sexuales. Su vida se ve más caótica cuando aparece su hermana.

Anatomy of a Love Seen (2014)

Estas actrices descubren una nueva faceta de su sexualidad a partir de que recrean una escena amorosa durante una filmación. Te puede interesar si te gusta el romance lésbico.

The duke of Burgundy (2014)

Cynthia es una mujer entregada al sadomasoquismo junto con Evelyn. A ambas les gusta llevar su relación al límite, mezclando el castigo con el placer. Cuando crees que ya lo has visto todo, la relación se empieza a complicar, pues una de las dos se niega a seguir y el erotismo se vuelve más intenso.

A teacher (2013)

Si alguna vez tuviste una fantasía con una maestra, definitivamente disfrutarás esta película. Maestra y alumno llevan un romance, rompen con las fantasías y  poco a poco el deseo se convierte en obsesión.

Hot Girls Wanted: Turned On (2015)

Más que ser erótico, este documental muestra la dura realidad a la que se enfrentan las actrices porno de 19 a 21 años. El documental fue estrenado en 2015 en el Festival de Cine de Sundance.

Bruna Surfistinha (2011)

Basada en la historia real de la ex prostituta más famosa de Brasil, quien, para ganarse la vida, decidió dedicarse a lo que más le gustaba, el sexo.

Así que el próximo fin de semana, ponte cómodo y disfruta de alguna de estas películas con tu pareja o en la comodidad de tu soledad.

 Mariana Díaz para Watch&Think

(Visited 3.061 times, 4 visits today)

Comentarios

comentarios

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement

Facebook

Instagram



Destacado