Connect with us

Entertainment

La música del fin de los tiempos

Published

on

Si bien la experiencia nos ha dicho que el mundo no se acaba, por más que religiosos y matemáticos presuman de haber encontrado tal o cual fecha, es interesante los distintos análisis que podríamos hacer tanto sobre el tema, como sobre obras que podríamos relacionar. Y como la música y la literatura son las artes que más perspectivas ofrecen sobre el tema que se nos antoje, no podíamos dejar de recordar una obra que combina ambas: el Carmina Burana de Orff.

Carl Orff fue un músico relativamente reciente: nacido en 1895, el pillo supo adaptarse a la etapa Nazi de su Alemania natal, así como declarar que siempre había estado en movimientos de resistencia ocultos para poder adaptarse a la Alemania de la posguerra. Entonces conocido por su carrera como pedagogo musical, es recordado principalmente por la obra que aquí comentamos. El Carmina Burana es una colección de cantos goliardos de entre los siglos XII y XIII. Su particularidad es que, pese a ser una obra medieval, poco tiene que ver con los tintes a los que nos evoca dicha época, razón por la que incluso ahora su lectura puede hasta parecernos contemporánea.

cantos-gregorianos

Los Carmina expresan el gozo por la vida, pero sobre todo, por los placeres vanos y efímeros: lo sexual, la admiración por la naturaleza y el vino. Sin embargo, también son una crítica a las clases sociales, especialmente la clase eclesiástica y gobernante (por lo que no sería dudoso que estos cantos fueran llevados a cabo en lugares secretos y que los pocos que llegaron a salir al público general se consideraran paganos). Estableciendo que todos los seres humanos somos iguales, se dedica a alabar el vicio, así como cantar aventuras épicas. Hay un tema de especial relevancia en Los Carmina: la fortuna, el destino, fuerzas externas contra las que nos podemos hacer nada. Esta cualidad que lo pone entre lo racional y lo mágico, bien pudieron ser los primeros indicios de una era que se extendió casi por mil años y que serían sucedidos por años de constante evolución científica y social. Expresando un cierto hartazgo por las clases superiores y regresando a lo vano, muchos de estos cantos bien podrían ser una analogía de nuestra época, donde placeres simples y gobernantes las más de las veces deplorables, nos mantienen en un constante estado de cansancio. Tal vez el 2012 no sea la hecatombe de la tierra como la conocemos, pero sí podría ser, tal y como estos cantos de placer y crítica, el año donde demos los primeros pasos para una nueva época (tal y como lo sugerirían los mayas; tal vez, en su conocimiento de los ciclos de la vida, previeron que cada período de tiempo los hombres se hartan y dan paso a las revoluciones).

Orff tomó 25 de esos cantos y los musicalizó. Melodías sencillas y hasta pegajosas de coro y solistas (soprano, tenor, barítono), con un gran uso de percusiones, han hecho a la obra una de las más famosas no sólo en el mundo de la música académica, sino en todo el mundo, siendo adaptado miles de veces y utilizado para todo tipo de películas y series televisivas. Dividió su obra en siete partes, de las que haremos una rápida descripción:

  • Fortuna, Emperatriz del mundo: El tema más famoso de la obra abre. Ese poderosísimo “O Fortuna” donde se nos recuerda que ahora somos ricos, al otro compás pobres y al siguiente de nuevo ricos. Caprichos de la fortuna y el destino, sólo nos queda disfrutar lo que tengamos. El siguiente tema (Fortune Plango Vulnera) es un llanto por los caprichos de esa rueda Fortuna.
  • Primavera: Compuesta de tres temas, expresa el júbilo por la nueva estación, la admiración por la belleza de la naturaleza y de las mujeres. Se invita al goce sensual.
  • En el jardín: Los jóvenes gozan en el verdor del prado. Cinco temas que exaltan a los amantes y nos convocan a la reunión de cuerpos o al sufrimiento de la soledad. El tema final puede resumir esto: “Si el mundo fuera mío, desde el mar hasta el Rhin, gustoso lo entregaría porque la reina de Inglaterra yaciera entre mis brazos”.
  • En la taberna: Cuatro poemas donde se nos invita a olvidar todo el dolor de afuera, y en aquel lugar donde todos somos iguales (“bebe el padre, bebe el hijo, bebe el rey, bebe el siervo, bebe el hombre, bebe la mujer”) podemos reír y emborracharnos hasta el fin de la noche.
  • La corte de amor: La parte más larga de la obra. Nueve temas donde se hablar del amor, el cortejo y el sexo. ¡La vida es para disfrutar antes de que Fortuna nos la arrebate!
  • Blancafor y Helena: Un agradecimiento a Venus por aquellos concupiscentes placeres.
  • Fortuna, Emperatriz del mundo: El último tema que cierra tal y como abrimos, interrumpiendo el agradecimiento de los amantes. Un recordatorio de que Fortuna es cíclica, de que todo varía y que la Fortuna no escatima. Un recordatorio de que tanto lo bueno como lo malo tarde o temprano tiene que acabar.

Pudiendo reconocer más de una de estas actitudes en nuestra sociedad actual, la lección más importante de los Carmina es que, si bien la Fortuna es una fuerza caprichosa, el cómo vivir nuestra desgracia o nuestra dicha es sólo decisión nuestra. Así que sin importar si el mundo se va a acabar o si estamos en la desgracia o la fortuna: ¡Vivir, vivir que mañana la rueda puede girar!

Versiones recomendadas:

  • De la versión clásica, la grabación de 1967 editada por la Deutsche Gramophon. Con la “Deutsche Oper Berlin”, Gundula Janowitz, Gerhard Stolze, Dietrich Fischer-Dieskau; dirige Eugen Jochum. Una preciosa versión que expresa todo lo aquí expuesto.
  • Para darnos cuenta de la cantidad de manoseadas que le han dado a la obra (confundieron la invitación de los amantes), recomendamos la versión que hizo el rockero Ray Manzarek de la obra. Una versión que no está exenta de un toque disco u ochentero. Incluye dieciséis de los temas.
  • Por último, para los que gustan más de las cuestiones escénicas, recomendamos el DVD “Carmina Burana: atque imaginibus magici” de Jean-Pierre Ponnelle, donde expresa de manera impactante los escenarios descritos musicalmente por Orff.

Julio César Morales Hernandez para Watch&Think

(Visited 27 times, 1 visits today)

Comentarios

comentarios

Advertisement
Comenta aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cine

¿Cómo convertirte en director de cine?

Published

on

Estamos en una época en donde cualquiera puede convertirse en lo que quiera, ya que contamos con una gran fuente de información llamada Internet.

Preparar platillos al nivel de un Chef, tutoriales de maquillaje y belleza, cómo resolver ecuaciones complejas, fotógrafos autodidactas e infinidad de conocimientos y habilidades que puedes obtener si simplemente te lo propones.

Por eso te vamos a dar unos buenos tips para convertirte en un director de cine. En una de esas estamos frente al nuevo Scorsese o Tarantino. ¿Cómo ser un director de cine?

Trabajar en la industria del cine es, probablemente, uno de los trabajos más soñados y si te pones las pilas puedes lograrlo.

1. Tienes que conocer de cine

Para ser un director de cine tienes que pensar como uno, o sea, trata de ver tantas películas como puedas, pero ahora analízalas a detalle e intenta descifrar lo que el director quería expresar en su filme. A final de cuentas, el cine es arte y como todo el arte, el artista siempre expresa algo. Tienes que empaparte de las mentes más creativas.

2. Cuenta historias

El cine siempre parte de una historia.

Digamos que ésta es parte de la pre-producción. Podrías empezar con una pequeña historia que salga de tu mente o colaborar con la historia de alguien más y hacer un cortometraje. ¿Cómo ser un director de cine?

Escribe el guion, define los personajes, locaciones, vestuarios, todos los detalles que le van a dar vida a tu historia.

3. Produce

Hacer tu propio cortometraje te ayudará a conocer aspectos técnicos de la dirección y de la producción. En la actualidad, hay cámaras económicas que te dan una calidad bastante aceptable en imagen, aunque es muy probable que el audio lo tengas que grabar por separado con una grabadora o hasta con un celular y sincronizar en post-producción o  simplemente montarle un buen micrófono a la cámara. No importa cómo, el chiste es darle solución e intentar hacer lo más posible con lo poco que tienes. Hay grandes cortometrajes de muy bajo presupuesto.  ¿Cómo ser un director de cine?

4. Aprende a editar

Ya tienes todo el material que produjiste, pero aún hay un gran trabajo por delante.

La etapa de post-producción es donde unirás cada pedacito de escena, cortarás todas las partes inservibles, le darás personalidad con alguna corrección de color, musicalizarás, etc.

Los softwares de edición más comunes son el Adobe Premiere, Sony Vegas y Final Cut, cada uno tiene sus ventajas y no son tan complicados de usar.

Te recomendamos que busques unos buenos tutoriales y te pongas a practicar antes, para que no arruines tu corto. ¿Cómo ser un director de cine?

5. Busca alguna escuela de cinematografía

Es bueno ser autónomo, pero nunca está de más, obtener conocimiento de los profesionales, tendrás proyectos constantemente y poco a poco agarrarás callo, además que tendrás a la mano equipo profesional, lo que dará mejor resultado a tus producciones.

6. Entra a algún proyecto más grande

Participar en proyectos de alguien más no te hace menos, al contrario, puedes aprender muchas cosas nuevas, obtener buenos contactos y poco a poco irte abriendo al mercado.  ¿Cómo ser un director de cine?

7. Elabora un carrete

El carrete es un tipo de currículum o ejemplo de los trabajos que has hecho y sirve para mostrar lo bueno que eres cuando quieres entrar a un proyecto que busca director.

Tu carrete debe incluir información sobre tu educación, experiencia y películas. Esto es lo que necesitará:

  • Información sobre tu experiencia educativa
  • Un currículum acompañante que muestra tu experiencia hasta la fecha
  • Tu información de contacto
  • Clips que también muestren tus habilidades en edición, escritura, animación y cinematografía
  • Una lista de festivales de cine en los que hayas participado y premios ganados
  • Experiencias diversas: videos musicales, comerciales, cortos animados, programas de televisión, etc.
  • Imágenes fijas y guiones que muestren su proceso ¿Cómo ser un director de cine?

Éstos son algunos tips que podrían ayudarte a entrar al mundo del cine, aunque este proceso nunca acaba, siempre hay que estar en auto-actualización y seguir buscando o generando nuevas oportunidades.

¿Qué opinas? ¿Estás dispuesto a emprender este largo camino?

Carlos Trujillo para Watch&Think

(Visited 359 times, 1 visits today)

Comentarios

comentarios

Continuar leyendo

Arte

Arte sinestesia

Published

on

Cuando escuchamos nuestra canción favorita pensamos en algún recuerdo significativo o en el video musical, pero existen personas que literalmente piensan en un color específico para cada nota.

La sinestesia es el don que mezcla los sentidos, varias celebridades como Kanye West, Marilyn Monroe o Jimi Hendrix han tenido sinestesia la cual les ha ayudado a desempeñarse de manera distinta en sus creaciones o interpretaciones. Las personas sinestésicas pueden ver sonidos, saborear u oler colores y tocar emociones. Arte sinestesia

Lo impactante de la sinestesia es que realmente ven y sienten con más de un sentido. Este don es similar a lo que te hace sentir algunas sustancias psicodélicas como el LSD, la  mezcalina o los hongos psilocibios. Solo del 2% al 4% de la población tiene sinestesia.

Una artista que está destacando es Melissa McCracken, esta chica tiene 26 años de edad, es originaria de Kansas City, Missouri y se especializa en acuarela y acrílico. Tiene chromestesia por lo que hace una conexión entre el sonido y el color.

Melissa McCracken decidió usar su don para poder crear arte y hacer cuadros de los colores que ve cuando escucha  canciones.

“Yo pensaba que mi sinestesia era normal y que preguntar a alguien por ello sería como preguntarle si notaban el olor a café en una cafetería. A los 16 años descubrí que no lo era, cuando estaba intentando elegir un tono de llamada para mi teléfono. Mi teléfono era azul y le dije a un amigo que iba a elegir una canción “naranja” para que hiciera juego, porque eran colores complementarios. Parecía muy confundido y pensé que le pasaba algo. Finalmente, en una clase de psicología en el instituto, todo encajó. Me sorprendí mucho, porque nunca había pensado que fuera algo inusual.”

Su arte inicio cuando comenzó a  recodar esas canciones que le traían a la mente buenos momentos, entonces las empezó a asociar de manera abstracta.  Arte sinestesia

A la gente le empezaron a llamar la atención sus pinturas y su  perspectiva diferente, entonces decidió usar su sinestesia como tema principal para pintar. Dice que cada género musical tiene colores distintos y que el más colorido es, definitivamente,  el Funk.

 “Las guitarras normalmente son doradas y angulosas, y el piano es más marmóreo y entrecortado debido a los acordes. Pocas veces pinto música acústica porque a menudo suele ser una sola persona tocando la guitarra y cantando, nunca pinto canciones country porque son de un aburrido color marrón apagado. La clave y el tono también tienen efecto, así que trato de pintar la sensación general de la canción.”

Melissa no solo hace arte con la música, también con los sonidos, “para el cumpleaños de mi madre pinté el sonido de sus pasos. Recuerdo que cuando era niña escuchaba sus tacones al llegar a casa y para mí era un sonido púrpura”

Si quieres disfrutar más de sus pinturas, puedes comenzar a escuchar estas canciones mientras te deleitas con los colores y texturas.

Pink Floyd – Time

The smashing pumpkins – Tonigh, tonight

David Bowie – Life on Mars

John Lennon – Imagine

Radiohead – All I need

Ana Gutiérrez para Watch&Think

(Visited 468 times, 1 visits today)

Comentarios

comentarios

Continuar leyendo

Cine

Las películas más eróticas de Netflix

Published

on

Netflix es la plataforma que más usuarios utilizan para ver películas y series, estando muy de moda sus producciones originales. En su amplio catálogo podemos encontrar contenido erótico que a veces nos da pena preguntar a un amigo si ha visto algo de esta índole, por eso te compartimos seis de sus títulos más picantes.

Shame (2011)

Narra la historia de un hombre adicto al sexo, obsesionando con el porno, ligues y encuentros sexuales. Su vida se ve más caótica cuando aparece su hermana.

Anatomy of a Love Seen (2014)

Estas actrices descubren una nueva faceta de su sexualidad a partir de que recrean una escena amorosa durante una filmación. Te puede interesar si te gusta el romance lésbico.

The duke of Burgundy (2014)

Cynthia es una mujer entregada al sadomasoquismo junto con Evelyn. A ambas les gusta llevar su relación al límite, mezclando el castigo con el placer. Cuando crees que ya lo has visto todo, la relación se empieza a complicar, pues una de las dos se niega a seguir y el erotismo se vuelve más intenso.

A teacher (2013)

Si alguna vez tuviste una fantasía con una maestra, definitivamente disfrutarás esta película. Maestra y alumno llevan un romance, rompen con las fantasías y  poco a poco el deseo se convierte en obsesión.

Hot Girls Wanted: Turned On (2015)

Más que ser erótico, este documental muestra la dura realidad a la que se enfrentan las actrices porno de 19 a 21 años. El documental fue estrenado en 2015 en el Festival de Cine de Sundance.

Bruna Surfistinha (2011)

Basada en la historia real de la ex prostituta más famosa de Brasil, quien, para ganarse la vida, decidió dedicarse a lo que más le gustaba, el sexo.

Así que el próximo fin de semana, ponte cómodo y disfruta de alguna de estas películas con tu pareja o en la comodidad de tu soledad.

 Mariana Díaz para Watch&Think

(Visited 3.722 times, 5 visits today)

Comentarios

comentarios

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement

Facebook

Instagram



Destacado