Connect with us

News

La controversial navidad

Published

on

Una de las festividades más esperadas y queridas en la humanidad es la Navidad, vacaciones esperadas por millones de personas y seas devoto o no de esta celebración, no puedes escapar de ella. Las ciudades y pueblos comienzan a preparase para ella meses antes de diciembre y cada vez con mayor anticipación. Pero, ¿de dónde viene esta tradición?, ¿cuáles son los elementos que la caracteriza?

Una de sus características principales es el empleo de luces navideñas, en 1882 Eduard Johnson comenzó a comercializar las series de luces, inspirándose en las bombillas de las antiguas centrales telefónicas. Otro elemento que distingue a la Navidad, es el uso del pino o árbol navideño, se dice que hace más de dos mil años, en diciembre, en el día más corto del año las tribus nórdicas festejaban ese día recogiendo las cosechas, mataban a los animales y cortaban un tronco gigante de yute, colocaban abetos en sus casas y la celebración duraba doce días, esta tradición fue apropiada por el cristianismo.

No podemos olvidar el nacimiento, que representa el nacimiento de Jesús, en los testamentos de Mateo y Lucas se habla de esto de la siguiente forma. En Mateo, se menciona la estrella fugaz y los tres reyes magos con sus regalos especiales: oro, mirra e incienso, este es el primer ejemplo de dar regalos en Navidad. Mientras tanto, en el testamento de Lucas, se menciona la desventura de María al no encontrar refugio en la posada dando nacimiento a Jesús en un pesebre, los pastores que acudieron y la lluvia de ángeles. Pero, lo que es verdad, es que nadie sabe exactamente cuando nació Jesús, pues no hay que olvidar que los primeros cristianos no celebraban los cumpleaños, entonces, ¿por qué se dice que Jesús nació el 25 de diciembre?

Se tienen registros que los romanos celebraban por esas fechas el fin de año, estas celebraciones se llamaban “saturnales” y eran paganas, en esa fecha se repartían regalos y el 25 de diciembre (día del solsticio de invierno) festejaban el cumpleaños a los dioses Mitra y Sol Invictus, se encendían velas y hogueras. En el siglo IV, el cristianismo decidió comenzar a celebrar el nacimiento de Jesús e instauró el mismo día de las celebraciones romanas, el 25 de diciembre.

La iglesia adaptó varias tradiciones antiguas, ya en las iglesias esta fecha comenzó a celebrarse de manera seria y religiosa, pero fuera de las iglesias las personas hacían fiestas paganas donde se reunían para emborracharse. En la Edad Media tardía, la Navidad ganó popularidad, en la iglesia se celebraban misas y cantos en latín. En los pueblos la Navidad era fiesta y jolgorio, las personas salían a las calles. Fueron los reformistas quienes tuvieron que hacer una prohibición para encontrar el equilibrio de ambas versiones.

En Inglaterra la Navidad se prohibió por los destrozos que dejaban, incluso en el Nuevo Mundo también se intentaron evitar las celebraciones, lo veían como “naufragio de la castidad”. Las personas fueron adoptando poco a poco la Navidad y llevarlo de la calle a la casa, a un ambiente más íntimo.

Otro elemento fundamental es Santa Claus, aquel hombre vestido de rojo y risueño que reparte regalos en la noche de Navidad. Fue en Nueva York donde se le dio forma a la Navidad que celebramos hoy en día, por el esfuerzo de dos neoyorquinos del siglo XIX. El primero de ellos fue Clement Clarke, profesor de literatura en 1822, quien escribió el poema “Una visita de San Nicolás”, instaurando las tradiciones y sus fantasías en su escrito, hablando del Papá Noel como hoy lo conocemos. Se inspiró en San Nicolás un obispo del siglo IV quien daba regalos a los niños dentro de calcetines y en Sinter Clas, la versión holandesa de San Nicolás, este volaba por los cielos en un caballo.

La idea de que Papa Noel castigaba a los niños pequeños, tiene un oscuro secreto, antes se decía que San Nicolás iba acompañado de un demonio peludo con lengua grande que castigaba y hacia sufrir a los niños que se portaban mal, pero después del poema de Clement esta idea desapareció, también le agrego al personaje una pipa, le concedió la imagen de un elfo feliz con un saco lleno de juguetes, y este no se conocía por un caballo, sino por un trineo y lo que más interesaba en esa época, la celebración comenzó a ser familiar.

Sin embargo, no tenían las otras características que se le conceden hoy en día, y aquí es donde entra nuestro segundo personaje neoyorquino, el ilustrador Thomas Nast, quien en 1862, ilustró las celebraciones navideñas, a quien le dio la imagen de un viejo regordete, una lista de niños buenos y malos y el Polo Norte como su hogar. Referente al árbol de Navidad este comenzó a ganar fuerza a mediados del siglo XIX, por una imagen de la Reina Victoria y el Príncipe Alberto que cruzó el océano para instaurar esa tradición en las familias norteamericanas.

Ya entrado el siglo XX, la Navidad se caracterizó por las grandes ventas, cosa que sigue hasta nuestros días, pero de nuevo, todo esto viene de mediados del siglo XIX cuando en plena revolución industrial se apropió de la imagen de Papá Noel para comercializar los productos. En 1840, fue la primera vez que un centro comercial ocupó su imagen y esto se comenzó a usar con más frecuencia para anunciar a los productos de la época. Para 1940, Norman Rockwell adaptó la versión de Nast al siglo XX, unificando su imagen y volviéndola más cálida. Un año antes, en 1939, el escritor Robert Meick creó a Rodolfo el Reno, con la nariz roja y diez año después, se creó la música y se retomaron los versos de Meick para formar la canción que hoy conocemos todos.

Blanca Navidad, la otra canción principal de la celebración de Navidad se creó 1942 y causó conmoción en tiempo de la guerra y la posguerra. La película “Que bello es vivir” igual de la época, sirvió como pilar principal para ver el poder que tenía su reproducción en la televisión para llegar a las masas e instaurar los valores que defiende como la bondad, paz, amor y honestidad.

En los 60´s y 70´s se comenzaron a dar los especiales navideños en la televisión con personajes como el Grinch y Charlie Brown, con su especial de Navidad. En 1968, el Apollo 8 celebró por primera vez la Navidad en el espacio.

Hasta la fecha la manera de celebrar la Navidad va cambiando, modificando, no se queda nunca estática, una muestra de esto es que ahora con el internet las compras de Navidad se han disparado y reformado, así, las tradiciones siguen adaptándose y permeando en los diferentes hogares, pero eso sí, su eje central sigue intacto: pasar una noche de paz y amor con la familia y los seres queridos. La concepción que tenemos actualmente de la Navidad se ha ido construyendo desde tiempos antiquísimos, pero específicamente desde hace 200 años y con la revolución industrial, llegó a instaurarse las bases del imaginario colectivo que se tienen de ella, ¿y tú, cómo celebras la Navidad?

Paola Gris Pier para Watch&Think

(Visited 29 times, 1 visits today)

Comentarios

comentarios

Advertisement
Comenta aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

News

El arbolito de navidad

Published

on

Ya son épocas decembrinas, y con ello, la eterna duda: ¿árbol natural o artificial?, si bien las posturas son encontradas entre cultivadores de árboles de Navidad quienes defienden el consumo de ejemplares naturales frente a los artificiales, alegando que son más ecológicos y generan residuos biodegradables fáciles de reciclar. Por su parte, los ecologistas advierten que el porcentaje de supervivencia de esos árboles es de uno por mil. Y aconsejan el árbol artificial, con tal que se guarde de un año para otro y que no acabe en el vertedero provocando toxinas.

Si estás pensando elegir un árbol navideño para estas fiestas, lo primero que deberás decidir es qué tipo de árbol estás buscando, Te invitamos a reflexionar sobre la elección del árbol navideño analizando los pros y contras de cada uno de estos, así mismo, nuevas tendencias en árboles navideños.

Árbol artificial.

Pros:

Los árboles artificiales son más económicos que los naturales, al poder utilizarlos año tras año, suelen ser muy resistentes pueden durar más de 10 años.

Se ahorra dinero en la decoración ya que existen modelos que ya traen las luces o adornos integrados.

Contras:

Los diversos procesos por los que pasa la fabricación de los árboles de Navidad artificial contaminan hasta 20 veces más que quemar cinco llantas.

A pesar de que podremos utilizar el mismo arbolito durante varios años los impactos relacionados con su fabricación son demasiado importantes. Ya que entre los materiales que se requieren para su elaboración están los plásticos, PVC y aluminio, en cuya producción y procesamiento consumen gran cantidad de recursos naturales y generan gran cantidad de residuos y contaminación.

Árbol natural:

Pros:

Podrá disfrutar su frescura y perfumar tu casa de forma natural durante la Navidad.

Si se compra un arbolito vivo con sus raíces intactas, se puede plantar en su jardín después de las festividades. Ayuda a preservar el ecosistema natural durante su ciclo de vida. Contribuyendo a limpiar y descontaminar el aire en su proceso de convertir gas carbónico en oxígeno, (un pino natural por ejemplo, provee oxígeno a 18 personas todos los días).

Contras:

Promueve la talla clandestina de los pinos.

Utilizar un árbol nacido en el bosque (y más aún si se tala para ello) como árbol de Navidad casero, es una acción antiecológica que atenta contra el ecosistema que provee albergue a muchas especies como pajaritos, ardillas e insectos.

Son más difíciles de transportar que los artificiales y más frágiles. Además hay que tener especial cuidado a la hora de comprarlo.

Al tener un arbolito natural en casa, hay que tener en cuenta que requiere de más cuidados que los artificiales. Hay que regarlos, y no colocarlos cerca de fuentes de calor, y no usar luces que pudieran provocar que se caliente y se seque.

Ahora bien, existen nuevas tendencias en árboles navideños y estas son a base de materiales reciclados, que van desde cartón, botellas de pet o vidrio, luces de led con ayuda de una pared blanca, etc., la creatividad y originalidad de cada quien no tiene límites, y si lo creativo no es muy tu fuerte, en internet se pueden encontrar distintos tutoriales de cómo elaborarlos dependiendo de tus gustos, puedes consultar desde YouTube hasta Facebook para encontrar ¡ideas increíbles!, como @closetitgirls. Sea cual sea tu elección, el objetivo es tratar de causar el menor daño al ecosistema.

(Visited 33 times, 1 visits today)

Comentarios

comentarios

Continuar leyendo

News

Productos chinos y sus consecuencias en Latinoamérica.

Published

on

Los productos hechos en China han tomado una posición más que favorable en el mercado internacional. Es normal que éstos sean los más comunes en todo tipo de comercios alrededor del mundo, pero, ¿cómo ocurrió esta invasión de productos de origen chino y cómo afecta al comercio de América Latina? En este artículo responderé a este par de interrogantes.

Para observar las razones de por qué China se ha convertido en la potencia comercial que es hoy en día, recordemos que no fue sino hasta el año 1978 cuando se abrió por primera vez a la inversión extranjera y a las reformas económicas mundiales. Su crecimiento desde ese entonces ha sido exponencial y envidiable, entre 1978 y 2005 su tasa media anual de crecimiento alcanzó el 9.5%, a finales de 2004 se convirtió en el tercer lugar mundial en exportación, y tan solo durante el periodo de 1990 a 2002 sus exportaciones aumentaron 425%, 310% por encima de la media mundial en el mismo periodo; los consumidores de productos chinos alrededor del mundo son aproximadamente 1 300 millones de personas, y, según expertos como Goldman Sachs, en el año 2040 China superará a Estados Unidos como la principal economía mundial.

Entre las cosas que han motivado este crecimiento económico chino, están que a mediados de octubre del 2004, China emitió un bono por la cantidad de 1 000 millones de euros a un plazo de 10 años, el cual ha sido cuadruplicado con creces por inversionistas europeos. Se ha decidido invertir tanto en este país porque su economía es mucho más abierta que la de la mayoría de los países emergentes, porque su arancel bajó considerablemente en los últimos años, porque puede producir bienes de poco valor agregado a un precio muy bajo y porque en China los salarios son cuatro veces inferiores a la media salarial de América Latina, por ejemplo.

Cabe señalar que en el año 2001 China se incorporó a la OMC (Organización Mundial del Comercio) y esto implicó que se abriera a los mercados mundiales, lo que intensificó la recepción negativa del mercado chino por competir y afectar directamente a los mercados emergentes, sobre todo los asiáticos y africanos y, a menor escala, al mexicano. Esta visión negativa permea hasta nuestros días, por lo general se descalifican y rechazan todo tipo de productos de origen chino e incluso se les prejuzga como de mala calidad, esto aunado a que muchos de los productos que más comúnmente se comercializan de origen chino son piratas, copias de productos de marca y de una calidad inferior a los originales. Sin embargo, el poder económico y de atracción de inversión de este país asiático y su bajo precio de producción, hace que sus productos se sigan vendiendo alrededor del mundo, sobre todo en Estados Unidos.

Por otro lado, al analizar observamos que existe un problema con el mercado transnacional chino, pues su exportación rebasa por 30 400 millones de dólares a su importación, lo que, con el paso del tiempo, terminará generando costos y obligando a un balance entre estos dos aspectos, lo que abre una posibilidad para las economías latinoamericanas. Pues, a excepción de México con quien China comparte especialidad de exportación (tecnologías de la información, artículos de consumo electrónicos, componentes electrónicos, prendas de vestir, equipo de transporte y manufacturas varias) y país principal receptor de sus exportaciones (Estados Unidos), los demás países latinoamericanos no comparten mercado con China (puesto que ellos se especializan en exportar productos básicos) y por ende no le compiten directamente.

 Al contrario de lo que se podía creer, los países latinos podrían beneficiarse a mediano y largo plazo del fenómeno económico chino, porque con el paso del tiempo, China irá cada vez importando más y más materia prima para producción y fabricación con fines de reexportación (su especialidad), y en América Latina tenemos a países que son los principales exportadores de algunas materias primas, como cobre y soja. Ante esto, la manera en que los países latinos puede sacar provecho es especializándose en la exportación de materia prima.

Es decir, la economía china ha sabido posicionarse como una mega potencia en los últimos años debido a ciertas facilidades de inversión, de producción sin valor agregado a precio bajo y mano de obra barata. Su dominio y nivel de producción es tal que hoy en día es común hallar productos de este origen en todo tipo de mercado, tienda y local alrededor del mundo. A pesar de la visión negativa que tenemos de los productos chinos y el dominio de estos en el mercado mundial, los países latinos podremos, a largo plazo, sacar beneficio de la producción en masa de la industria china.

Alexis Gómez para Watch & Think

(Visited 39 times, 1 visits today)

Comentarios

comentarios

Continuar leyendo

News

Productos que pensabas que eran mexicanos

Published

on

México tiene una vasta cultura por la cual sentirse orgulloso; somos de los países que aún conservan latente su pasado indígena y seguimos practicando tradiciones milenarias, sin embargo, existen muchas cosas que creemos que son 100% mexicanas, cuando en realidad, su origen fue en otros países. 

Ola  

La famosa “ola” que hacemos en los estadios de fútbol no es mexicana, no se conoce tal cual su origen, algunos aseguran que comenzó en un partido de los Yankees de Nueva York, aunque otros opinan que quienes lo hicieron por primera vez, fueron los canadieneses durante un partido de hockey. Productos que pensabas que eran mexicanos

Galletas Marías de Gamesa 

Sí, suena increíble, pero estas típicas galletas de la carlota de limón ya no son mexicanas, ahora, al igual que las galletas habaneras y saladitas, pertenecen a Uniliver, una empresa que mueve productos PepsiCo. Una triste realidad.  Productos que pensabas que eran mexicanos

Cerveza Corona 

Esta cerveza fue vendida a una compañía belga llamada Anheuser-Busch InBev, la cual tiene los derechos de comercialización de Grupo Modelo. Pero bueno, al menos el slogan nos sigue haciendo populares en el resto del mundo. Productos que pensabas que eran mexicanos

La salsa Tabasco 

Aunque tenga un nombre muy típico mexicano, esta salsa fue creada en Luisiana, Estados Unidos, por Edmund McIlhenny, quien estaba encantado con los chiles rojos de Tabasco en México. Productos que pensabas que eran mexicanos

Los churros 

Aunque originalmente no eran de azúcar, los churros se crearon en China, siendo más bien salados. Después, los españoles crearon los azucarados, que trajeron a México, donde se han perfeccionado desde entonces.  Productos que pensabas que eran mexicanos

Chocolate Abuelita 

Originalmente, este chocolate sí era 100% mexicano, hasta que en los 90, Nestlé adquirió la compañía Dulces y Chocolates La Azteca, absorbiendo este tipo de productos, por lo que ahora es una empresa extranjera la que lo fabrica.  Productos que pensabas que eran mexicanos

Los tacos de pastor 

Calma, tampoco entres en pánico, claro que son mexicanos, pero vienen de una tradición árabe, o sea, no somos tan originales. Pero no te preocupes, si estás en Europa, puedes comer un delicioso kebab y recordar tus tierras, aunque sin tortillas de maíz. Productos que pensabas que eran mexicanos

La horchata 

Sí, una triste realidad, aunque forme parte de nuestras típicas aguas frescas, la realidad es que proviene de una tradición española, más específicamente, de Valencia. Productos que pensabas que eran mexicanos

Las piñatas  

Las piñatas tampoco se salvan. Obviamente en México ha florecido la tradición, pero la realidad es que las piñatas se originaron en un pequeño pueblo chino, originalmente se crearon para la celebración de año nuevo, aunque éstas no estaban rellenas de dulces, sino de semillas, augurando una buena cosecha, después las quemaban y se repartían las cenizas entre los participantes, ya que eran un símbolo de buena suerte. Productos que pensabas que eran mexicanos

Pero no te sientas mal, vivimos en la globalización, por lo que es normal que no seamos totalmente originales, solo no presumas estas cosas con los extranjeros porque alguno podría callarte. 

¿Qué fue lo que más te sorprendió? 

(Visited 129 times, 1 visits today)

Comentarios

comentarios

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement

Facebook

Instagram



Destacado