Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Watch & Think | 17/08/2017 | 8:06 pm
Scroll to top

Top

Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

La depresión y la ansiedad son problemas que todos hemos percibido que no muchos se atreven a afrontar y, por desgracia, se han vuelto cada vez más comunes en nuestra sociedad; te explicaremos brevemente cómo se manifiestan y qué podemos hacer al respecto. Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

La depresión es una enfermedad muy frecuente, según la Organización Mundial de la salud, 300 millones de personas en el mundo la padecen. Es un problema muy importante, ya que puede afectar la forma de vida y, a veces, puede hacerlos llegar al suicidio. El suicidio es la segunda causa de muerte para el grupo de edades entre 15 a 29 años. En total, 800 mil personas se suicidan anualmente.

La ansiedad y la depresión son dos problemas de salud diferentes, pero se ha encontrado mucha comorbilidad entre los dos, esto quiere decir que hay muchos casos en los que están presentes ambas enfermedades, aunque no se sabe a ciencia cierta si una genera la otra o viceversa, ya que hay experimentos que confirman ambas posibilidades (Agudelo y Buela-Casal, 2007).  Además, los síntomas son casi los mismos, por lo que pueden llegar a confundirse.

Los síntomas más comunes tanto de la depresión como de la ansiedad son los siguientes:

– Llanto

– Tristeza

– Irritabilidad

– Inquietud física Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

En la ansiedad se presenta una excitación fisiológica, mientras que en la depresión se nota una falta de interés en cosas que antes se disfrutaban.          En algunos casos, también puede haber síntomas físicos como taquicardias, mareos, temblores musculares, dificultad para respirar, sudoración, dolor abdominal, punzadas y cansancio, y síntomas emocionales como angustias, miedo, falta de concentración, inseguridad, ganas de huir, obsesión y agobio.

Siendo una enfermedad tan común, es normal que durante nuestra vida nos enfrentemos a ella, ya sea en carne propia o a través de alguien que la padezca, puede ser nuestro familiar, pareja o amigo y, si es alguien muy cercano a nosotros, vamos a buscar y a luchar por su bienestar. Esto es un verdadero reto y puede que nos vayamos a sentir frustrados, desesperados y solos durante este camino, es por esto que decidimos dar a conocer la siguiente información sobre cómo ayudar a una persona que padece este trastorno. Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

Buscar ayuda

De las cosas más importantes que debemos hacer, es buscar ayuda, nunca como una exigencia hacia la persona, sino como sugerencias, acercando opciones y facilitándolas tanto como esté en nuestras manos. Por ejemplo, plantearle la opción de una terapia, contarle los horarios en los que podría ir y cómo podrían pagarla; si sientes mucha resistencia al respecto, busca otro tipo de asistencia, es decir, si buscaste primero a un psicólogo, intenta ahora con algún terapeuta alternativo como un acupunturista u otro tipo de análisis. También puedes encontrar opciones psiquiátricas, que, aunque puede parecer una buena opción, tenemos que manejar los medicamentos siempre con cautela y previniendo los posibles efectos secundarios. Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

Lo que puedes hacer

1. Tienes que ser comprensivo y tener mucha confianza en lo que te dice la persona: la depresión y la ansiedad son cuestiones que superan la fuerza y la voluntad de quien las sufre, no es una decisión ni es cuestión de esfuerzo o de ganas. Es un estado en el que sus emociones se desbordan; piensa, por ejemplo, en cuando eras niño y algo te daba mucho miedo, como que tu mamá no llegara a la escuela por ti, esa sensación irracional e inalcanzable, multiplícala por todos tus años y tu consciencia adulta y el resultado es lo que la persona con ansiedad y depresión está percibiendo. Por eso, no es recomendable decirle cosas como échale ganas, o sé fuerte, o todos hemos estado tristes, ya supéraloGuía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

2. Durante un ataque de ansiedad, la persona puede sufrir de mucho llanto, sudor frío, mareos e incluso temblores; en ese momento, es muy difícil que pueda hablar o explicar lo que siente, no te puede decir por qué se siente así, ni cómo puedes ayudarlo, lo que puedes hacer es abrazarlo, dejar que se recueste, acariciar o masajear, y contarle algo que pueda interesarle, para llevarlo a otra línea de pensamiento. Puedes hablarle de algún plan para el futuro, de algún recuerdo juntos o de su infancia, de una noticia que pueda interesarle, si no tienes idea de qué hablar, puede ser de tu día en la escuela o en el trabajo, de alguna experiencia que te acuerdes, de algo que hayas visto en internet, leerle un cuento; el punto es intentar que se distraiga y que se reconforte, no hables de muertes o de cosas que sepas que puedan alterar más a su persona, necesitamos que sienta apoyo y que su cuerpo logre relajarse. Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

3. No te desesperes si no logras sacarlo de ese estado, no te enojes ni busques nada por la fuerza. Tu compañía y comprensión pueden ser los factores que hagan que se termine más pronto el ataque. Estate consciente de que es cuestión de tiempo para lograr la calma. Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

4. Durante un momento de mucha depresión, cuando la persona no quiere levantarse ni hacer nada, podemos intentar ofrecerle hacer algo que le agrade, pero muchas veces esto no funciona, ya que uno de los síntomas es que se pierde el interés por cosas que antes le gustaban. El punto más importante aquí, de nuevo, es que no te enojes ni te desesperes, puedes poner una película y verla juntos o pedirle que haga algo por ti que necesitas muchísimo.  Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

5. Felicítalo cuando se sienta mejor y agradécele su esfuerzo, muestra que sabes que está viviendo algo muy difícil y que admiras el hecho de que esté saliendo adelante. Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

6. Durante la recuperación, es probable que haya recaídas, hazle saber que es normal, que no se sale de un padecimiento como ese de un día para otro, dale tiempo y mucho cariño. Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

Lo que NO debes hacer

Obviamente, cada persona y cada enfermedad es diferente, entonces debes de conocer mucho a la persona para saber qué cosas le pueden funcionar y qué otras le pueden hacer más daño.

Lo que no es nada recomendable, como ya dijimos, es cargarle responsabilidad sobre lo que está viviendo. A pesar de todas las teorías sobre el origen de la depresión y la ansiedad, es un hecho que no es sano estar culpando a la persona, ya que esta sensación es de las más fuertes durante este estado y no es conveniente reforzarla. Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

Los pensamientos de ansiedad y depresión tienden a funcionar en ciclo: pienso en algo y pensar en eso me trae mucha ansiedad, que me hace pensar en que tengo mucha ansiedad y eso que me provoca aún más ansiedad, siendo una gran bola de nieve. Como cuando te despiertas de una pesadilla y piensas en sólo no tener pesadillas, lo que te recuerda tu pesadilla y vuelves a sentir el miedo; por eso, no es bueno preguntarle mucho que en qué está pensando, ni decirles que te están haciendo sentir mal o que te están desesperando, porque esa oración puede ser la sentencia de su siguiente ataque.

La ansiedad tienen un origen único en cada individuo, pero no se trata de un solo factor, son cosas que pueden venir desde su infancia, todas las experiencias que ha vivido, sus creencias o en lo que lo han hecho creer, e infinidad de razones más. Tú no eres el generador de una enfermedad tan amplia, ten la confianza de que, con ayuda médica y con tu amor, tu ser querido puede salir adelante, es cuestión de tiempo, fuerza y paciencia. 

Es sano que tú también asistas a terapia, para que no haya este tipo de sentimientos de culpa ni confusiones con respecto a lo que está viviendo esa persona.  Puede ser el mismo terapeuta de tu ser querido. Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

La luz al final del túnel

Aunque parezca lejanísimo e inalcanzable, la ansiedad y la depresión tienen una salida y, como muchas de las cosas duras en la vida, nos dejan una recompensa y una satisfacción enorme.   Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

Después de mucho tiempo, recaídas y avances, la persona recupera su salud y su estado de ánimo normal. En este momento, la relación de confianza y de amor que se genera con todo el camino recorrido es muy fuerte; sea tu pareja, familiar o amigo, el lazo que se genera entre ustedes después de todo este proceso va a ser irrompible: la confianza que le regalaste para entender todo lo que sentía y la que él o ella te dio para que tus palabras y  compañía lo pudiera sacar de la marea de sus pensamientos se convertirá en una confianza plena y en pura honestidad.

Recuerda que siempre en las relaciones humanas, la empatía y la comunicación son esenciales. Nos tenemos que mover siempre por el camino de la verdad, a pesar de que a veces vaya en contra de las “reglas” que pusimos aquí, nadie tiene las respuestas ni la verdad absoluta, esto es sólo un acercamiento que puede funcionar.           Guía para tratar a una persona depresiva o con ansiedad

Todo lo que vivimos es parte de lo que nos conforma, hay que aprender a lidiar y a agradecer por cada situación, porque nos hacen quienes somos y amplían nuestra perspectiva del mundo, y esas experiencias nos vuelven personas más felices.     

Rompamos de una vez por todas con el estigma de las enfermedades mentales, démosle el lugar que merecen y no las juzguemos.

Dolores Reyes para Watch and Think

(Visited 71 times, 1 visits today)

Comentarios

comentarios