Connect with us

News

Etiquetas sociales en México

Published

on

México es un país multicultural, lleno de vida, tradiciones, costumbres, maneras de ver el mundo, de actuar, de vestir, de comportarse, de pensar diferentes. Al haber tantas culturas que se encuentran en choque todo el tiempo es más que natural el nacimiento de tribus urbanas, personas que encuentran diferencias entre sí y generen lazos de amistad y de unión, sintiéndose seguras al momento de estar juntas y reafirmadas en cuento a su identidad.

Generalmente son jóvenes quienes las conforman y se reúnen de forma cotidiana, el origen de la palabra se remonta de la segunda mitad del siglo XX, cuando comenzó el auge de las grandes ciudades y las subculturas comenzaron a expandirse entre la población. Al formar parte de una tribu urbana, está implícito que sus integrantes comparten la forma de pensar, actuar y vestirse. Las tribus urbanas destacan entre los individuos de una sociedad, lo que hace que se ganen etiquetas por las que son identificados, en México estas etiquetas son demasiadas, cada una de ellas guarda, en muchos de los casos, tabúes o predisposiciones de cómo es la persona o cómo debe ser. Antes, el empleo de “etiqueta social” hacía referencia a los buenos modales que podía tener una persona, ahora se ha vuelto a las maneras de poner estigmas en las personas. Watch and Think, te presenta un listado de las etiquetas que más destacan en México:

Chakas:

Son jóvenes y se caracteriza por ser “chicos malos”, llevan ropa de marca (o que simula ser de marca) que usualmente les queda más grande, conducen coches grandes y llamativos, muchas veces estos son modificados con luces color neón y estéreos estridentes. Este término -cabe mencionar-, es especialmente utilizado en México, el origen de la palabra viene de Sinaloa en el 2000, se usaba para referirse a un grupo de personas pequeño que llevaba una vida extravagante y llamativa.

Los chakas siempre andan en grupos y están presentes en los barrios bajos de las grandes ciudades especialmente en la Ciudad de México, Estado de México y Guadalajara es donde hay mayor concentración de estos. No trabajan o los pocos que lo hacen, laboran en un negocio familiar, su estilo de música predilecto es el reggaetón, pop y música comercial. La mayoría tiene devoción a San Judas Tadeo y a la Santa Muerte.

Una de las cosas que más los identifica son las gafas de sol, gorras y pulseras, las mujeres siempre están maquilladas de manera llamativa. Entre la fama que tienen en la población es de ser seres violentos y delincuentes, sin un código moral para las personas que no son de su padilla, son temidos por muchos.

Buchonas:

Este es un fenómeno social que principalmente se ha ligado a la narcocultura, se trata de las novias, amantes o esposas de los narcotraficantes. Son chicas jóvenes, la mayoría de ellas muy atractivas, amantes de las fiestas y de gustos estrafalarios. Ropa y accesorios de diseñador, uñas acrílicas extremadamente largas decoradas con diseños complicados, maquillaje pesado e indiscreto y que usualmente alaban a Mal verde o tienen símbolos de este en sus vestimentas.

Buchona” viene del término “buchón”, quienes eran los que cultivaban amapola en la sierra de Sinaloa y se enfermaban de bocio por los minerales del agua. El buchón no es exclusivamente narco, también son personas que aspiran a serlo, hombres y mujeres de esta subcultura se identifican con la narcocultura. La buchona es su versión femenina y aspira a que la conquiste algún buchón, siendo considerada para muchos un simple objeto de prestigio social, mientras más guapa sea la buchona que tienen, más machos son.

Poco a poco esta realidad va cambiando y las buchonas de pasar a ser trofeos o amantes de sicarios o personas relacionadas con el narcotráfico, pasan a participar activamente dentro del crimen organizado y a tomar roles de poder.

Mirreyes:

Los mirrreyes es una tribu urbana prácticamente nueva, es la combinación de los Juniors y los metrosexuales con una manera característica de comportarse y vestirse. Son jóvenes que se visten con la playera de marca desabotonada, rosarios de oro y plata en el cuello, zapatos de gamuza, elementos que son considerados para ellos como “el buen estilo”. Son jóvenes varones de clase alta (principalmente) y que les gusta presumir los lujos y los objetos de valor que poseen atreves de sus redes sociales, suelen ir acompañados de guardaespaldas y terminar las palabras con “uqui” e “irri”, términos en inglés y portar lentes de sol incluso en lugares oscuros.

También existe un sector de clase baja que aspira a ser como ellos, comprando artículos piratas que parezcan originales o de diseñador, para ellos el mirrey por excelencia y el padre de todos ellos es Luis Miguel. Este grupo ha tomado tanta relevancia y revuelo en las redes sociales que ya hay estudios de mercado y todo un gran campo de consumo dirigido únicamente a este sector, convirtiéndolos en compradores en potencia.

Cabe destacar a las lobukis, que son las acompañantes de los mirreyes en las fiestas por excelencia, que tienden usar mini vestidos y maquillaje muy cargado, se caracterizan por ser mujeres desenvueltas y libres en cuanto a su manera de expresarse y de actuar. Son criticadas en las redes sociales por la manera en que posan en las fotos “duck face” y para ser un buen mirrey resulta indispensable estar acompañado por una.

Cholos:

Los cholos nacen en las fronteras del norte y se instauran en la cultura mexicana a partir de los 70’s, siendo una marca de identidad nacional y de resistencia frente a la cultura norteamericana que muchos intentan imitar. Se encontraban principalmente en las ciudades fronterizas con EUA y se caracterizan por ser una tribu urbana agresiva que tienen constantemente problemas con pandillas del mismo estilo.

Los hombres se rapan el cabello, o en caso de tener peinado, este se peina hacia atrás con mucho gel, muchos practican la delincuencia como forma de vida o no tienen problema con robar, fuman mariguana y no respetan la autoridad. Son muy religiosos y llevan estampas o medallas católicas, practican el graffiti ilegal y se depilan de manera exagerada las cejas y las piernas. Escuchan rap y muchos aspiran a ser reparos famosos algún día, tienen una manera especial de hablar, que es duplicar las últimas consonantes del enunciado. También están las cholas que comparten las mismas características del cholo, pero en versión femenina, ambos llevan redes en el cabello o una pañoleta en la cabeza, también les gusta las gorras. Los pantalones que usan son amplios y los dejan caer un poco abajo de la cadera, camisas sin mangas o exageradamente grandes con graffitis pintados o la imagen de la Virgen de Guadalupe, les gustan los tatuajes y las cadenas grandes y doradas y protegen sus “barrios” de otros cholos.

Bugas:

Este es un término muy utilizado por la comunidad LGTB y se ocupa para referirse a las personas de preferencia heterosexual, esta palabra viene de “bugambilia”, durante el porfiriato existía un restaurante llamado “Bugambilia”, donde sólo la gente rica y respetable y heterosexual podía entrar, por lo que los homosexuales comenzaron a llamar “bugas” a los de esta preferencia sexual.

Los bugas de hoy en día son las personas que acompañan a grupos homosexuales a sus fiestas o reuniones, pero que no precisamente comparten sus gustos sexuales. Siendo señalados por la comunidad gay y denominados de esta manera. No usan un tipo de ropa especial o tienen algún gusto particular de música.

Estas son algunas de las etiquetas más conocidas en México o que están tomando relevancia en los últimos años, sería importante rescatar que la etiqueta no hace a la persona ni la conforma, siendo todos seres humanos con sentimientos y pensamientos diferentes. Muchas veces la persona queda señalada por la sociedad o por el simple hecho de vestir o actuar de tal manera, sin que los demás se detengan a pensar que son seres humanos que merecen respeto y ser escuchados. Aunque compartan gustos y modos de actuar con cierto grupo de la población, eso no resta el hecho de que sean humanos y personas únicas. ¿Y tú, te quedas sólo en una etiqueta?

Paola Gris Pier para Watch&Think

(Visited 487 times, 1 visits today)

Comentarios

comentarios

Advertisement
Comenta aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

News

Pros y contras de tener amigos con beneficios

Published

on

Con el tipo de vida tan acelerada que muchos llevamos, es difícil plantearnos empezar una relación de pareja, además de que influyen muchos factores como la estabilidad emocional, el tiempo, la disponibilidad para compartir nuestra vida, entre otros, es por eso que es muy común hacerse de un amigo con derechos ya que parecería algo menos complicado pero, ¿de verdad crees que es tan sencillo? Te presentamos los pros y contras de tener un amigo con beneficios.

Pros y contras de tener amig@s con derechos

Desde mi punto de vista, este tipo de relaciones es jugar con fuego, pues normalmente uno de los dos, tarde o temprano, termina enamorado y ese no es el problema, lo complicado es cuando la otra persona dice “pero tú y yo no somos nada” y es ahí que se sale de nuestras manos. Y es que seamos sinceros, nunca nos ponemos a platicar con el amigo o amiga en cuestión sobre ese tema, no es como decir “seguiremos siendo amigos solo que ahora nos besaremos y de vez en cuando exploraremos nuestras sexualidad pero sin sentir nada, ¿ok?” ¡No!, no somos tan valientes y simplemente esas cosas se dan.

Este tipo de relaciones, generalmente, se pasan durante la época universitaria, pero no quiere decir que personas más mayores no puedan tenerlas. A continuación te dejamos la lista de los pros y contras.

PROS

  • Confianza. Normalmente, cuando empezamos este tipo de relaciones ya conocemos de hace tiempo a la persona por lo que los lazos de la amistad tienden a reforzarse. Además, no tendrás que preocuparte por quedar bien con la persona por lo que no te importará hacer el ridículo o ser un poco torpe.

    Pros y contras de tener amig@s con derechos

  • Liberar tensión sexual sin compromiso. Si tienes un amigo con derechos deberá existir una fuerte química sexual pero no tendrás la necesidad de sentirte comprometido en otros aspectos de tu vida.

CONTRAS

  • Riesgo de enamorarse. No es nada fuera de la realidad que esto suceda, separar el sexo de las emociones fuertes es complicado y más si es alguien con quien continuamente tienes contacto. Esta intimidad, tarde o temprano, termina generando emociones más intensas que las de una amistad.
  • Celos. ¿Por qué debería tener celos, si solamente somos amigos? Además, al no haber un compromiso formal, ambos pueden salir con otras personas por lo que los celos pueden presentarse en cualquier momento.

    Pros y contras de tener amig@s con derechos

  • Dejar de conocer más personas. Nos metemos tanto en esta onda de amigos con derechos que, con el tiempo, nos damos cuenta que hemos ignorado o dejado pasar todas las buenas oportunidades que pueden existir para una relación comprometida.
  • Riesgo de perder la amistad. Con solo que una de las partes comience a generar sentimientos más profundos por la otra persona, la amistad se habrá perdido o será muy difícil recuperarla. El vínculo cambia para siempre y se puede convertir en una situación muy incómoda.

Pros y contras de tener amig@s con derechos

Ahora conoces los beneficios y riesgos de mantener una relación así, depende de ti si te sientes preparado emocionalmente para mantenerla.

Mariana Díaz para Watch&Think

(Visited 202 times, 1 visits today)

Comentarios

comentarios

Continuar leyendo

News

¿Cómo sanar un corazón roto?

Published

on

El amor, así como nos puede hacer suspirar todo el día, también, cuando terminamos con alguien, podemos sentir que el mundo se acaba. En estos casos lo mejor es dejar que pase el tiempo, sin embargo, algunas actividades te pueden ayudar a reafirmar nuevamente tu confianza y a que te sientas mejor más rápidamente.

El corazón roto se suele relacionar con la amargura, soledad, tristeza, derrota, vacío, dolor y desilusión. El primer paso para curarlo es aceptar que se puede empezar de cero y que es necesario soltar el pasado para disfrutar el presente. Soltar la idea de “no encontraré a alguien igual” que es un síntoma del enamoramiento: ver al ser amado como único y especial, cuando existe un mundo lleno de personas diferentes.

1. Deshazte de todos los recuerdos físicos que puedas llegar a tener de tu ex relación. Hablamos de todas esas fotos, regalos, cartas y objetos que te puedan recordar a esa persona. Evita contactarla y déjala como parte de tu pasado, cierra la puerta completamente.

¿Cómo sanar un corazón herido para volver a amar otra vez?

2. Mantente ocupado en actividades que te llenen y te hagan sentir útil. Es importante que te mantengas activo, está comprobado que la inactividad trae la frustración y ésta propicia la depresión.

¿Cómo sanar un corazón herido para volver a amar otra vez?

3. Sal más con tus amigos. ¿Dejaste de ver amistades o descuidaste algunas por estar con tu ex? ¡Perfecto!, este es el momento de recuperarlas, te ayudará a darte cuenta de que aún puedes reír.

¿Cómo sanar un corazón herido para volver a amar otra vez?

4. Cuida tu salud. Estar en un buen estado físico ayuda a contrarrestar el dolor emocional y también el verte bien. El corazón roto trae consigo estrés y éste genera diversos desfases en el sueño y la alimentación por lo que es muy fácil descuidar nuestra salud.

¿Cómo sanar un corazón herido para volver a amar otra vez?

5. Date más tiempo para ti. Ocúpate en las actividades que más te hagan feliz y te ayuden a aceptarte de una manera más completa, esto aumentará tu autoestima y acelerará el proceso de superación.

¿Cómo sanar un corazón herido para volver a amar otra vez?

6. Averigua qué salió mal en tu relación. Pero cuidado, no con esto te victimices y te sientas culpable, este paso es solamente para no repetir en el futuro los mismos errores que cometiste y, así, llegues más fuerte y maduro a tu siguiente relación.

¿Cómo sanar un corazón herido para volver a amar otra vez?

7. Perdona. Perdona a tu ex y perdónate a ti por todos los momentos en que ambos se equivocaron. Te sentirás más libre al no guardar ningún rencor, además de que te será más fácil aprender de la relación.

¿Cómo sanar un corazón herido para volver a amar otra vez?

Con estos sencillos pasos, poco a poco, tu corazón comenzará a sanar y te sentirás más fuerte y confiado, lo que hará que te abras nuevamente a conocer a nuevas personas.

¿Estás listo?

Paola Gris Pier para Watch&Think

(Visited 121 times, 1 visits today)

Comentarios

comentarios

Continuar leyendo

News

La adicción a lo “prohibido”

Published

on

¿Habías escuchado sobre esta adicción? En efecto, hay personas que son adictas al sexo, se conocen también como ninfómanas y a diferencia de otras adicciones, no es algo que se hable mucho socialmente. Usualmente tienen una naturaleza compulsiva por lo que siempre desean tener sexo y en cualquier circunstancia.

La adicción a lo "prohibido"

¿Cómo es que pasa de algo placentero a una adicción sin control? 

Se ha adjudicado que la razón puede deberse a lesiones en la corteza prefrontal medial del cerebro, lo que lleva a un comportamiento sexual compulsivo.

Otra razón puede deberse a abusos sexuales o provenir de una familia disfuncional, haciendo que la persona sea más propensa a tener un trastorno sexual.

La adicción a lo "prohibido"

¿Cuáles son las características?

  1. De entrada, debe existir un patrón que provoca un malestar significativo y esto lleva a la práctica frecuente de sexo.
  2. Pueden ser largos los periodos en que la persona tiene un descontrolado deseo sexual.
  3. Sufrir ansiedad cuando no pueden tener un encuentro sexual.
  4. Incumplimiento de actividades diarias.
  5. Seguir teniendo sexo a pesar de que se entienda que se padece un problema psicológico, generando baja autoestima en el adicto.
  6. Gran necesidad de tener sexo para conseguir el mismo efecto que provocaba inicialmente
  7. En la mayoría de los casos, las personas mienten y engañan sobre su conducta.
    La adicción a lo "prohibido"

En realidad no está completamente comprobado que existe la adicción al sexo como tal, pero sí es un hecho que hay gente que no logra controlarse en este ámbito. Estudios como los que se publicaron en la revista PLoS One nos enseñan que sí hay reacciones químicas en el cerebro, que son fuera de lo común, al exponer a los individuos a imágenes pornográficas. Sin embargo, no confirman una adicción como tal. Es un tipo de desorden que no se había explorado antes y la información que existe todavía es sumamente prematura. 

¿Cómo se trata a un adicto al sexo?

Una de las técnicas más empleadas es la terapia cognitivo-conductual, que ha demostrado tener excelentes resultados para enseñar al paciente a manejar y dominar su conducta hacia el sexo. Se les proporcionan herramientas para mejorar su calidad de vida y su manera de relacionarse con las personas por medio de educación sexual; ayuda al control e identificación de emociones, rastreando el problema de raíz y tratando de resolverlo dependiendo del origen y la personalidad de cada quien.

La adicción a lo "prohibido"

Algunos terapeutas aseguran que incluso la masturbación descontrolada o el consumo excesivo de material pornográfico pueden ser un signo de adicción sexual, aunque todas son hipótesis ya que, como mencionamos, es un tema que no sea ha indagado a profundidad.

Y tú, ¿ya conocías esta condición?

 

Mariana Díaz para Watch&Think

(Visited 297 times, 1 visits today)

Comentarios

comentarios

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement

Facebook

Instagram



Destacado